Information – Información
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Calendario
November 2017
M T W T F S S
« Jul    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

hotel

¿A quién(es) responzabilizar por la desgracia ocurrida en El Comercio?
Los allegados de las víctimas no entienden cómo es que no existía
supervisión profesional en el área
Viernes, julio 14, 2017 | Pedro Manuel González Reinoso

CAIBARIÉN, Cuba.- Luego de conocida y divulgada la noticia de muertos y
heridos en el derrumbe del Hotel que se pretende reconstruir por el
MINTUR, en voz morosa de la prensa nacional —y la foránea, a grito
limpio—, la población de la localidad así como los familiares de
lesionados oriundos de otras zonas, no cesan de hacerse esta punzante
pregunta sobre la que esperan acusar respuesta un día.

Los allegados de los dos fallecidos hasta ayer y lesionados graves para
los que se reserva pobre pronóstico de sobrevida, no entienden cómo es
que no existía supervisión profesional en el área, exhaustiva o de
formal seguridad sobre los delicados trabajos dentro de la ruina donde
trasegaban hijos y parientes, ninguno con contrato legal a tiempo
determinado –sino acuerdo verbal como cooperativistas/particulares con
el nuevo capitalista/asociado cubano—, ni en arreglo-vinculante con el
referido ministerio.

En mayo pasado, la máxima autoridad del ramo anunció la reparación de un
grupo de instalaciones hoteleras abandonadas que serían operadas bajo el
suntuoso sello "Encanto" y estarían dedicadas a la modalidad del turismo
cultural en la provincia-centro de Cuba, entre ellas, el otrora
esplendente y "comercial" hotel caibarienense.

Con la intercesión del Poder Popular de cada municipio donde se erguirán
los ocho previstos para la Feria Internacional del Turismo que en 2018
tendrá lugar aquí, se propaló hace un mes la reinserción de jóvenes
desempleados como fuerza de trabajo bruta con la que retirar multitud de
escombros y vegetación de esos sitios. Queda por ver —aunque se
sobreentienda que la Constructora Militar del Grupo Gaviota S. A o
ALMEST aportarán mano de obra calificada— a cuál inversionista
extranjero le serán otorgadas las primacías y las fuerzas. Porque los
constructores cubanos en este tipo de maniobra cementosa acostumbran
meter la pata hasta el fondo, cuando no la mano.

Durante la visita del Ministro Manuel Marrero al territorio para
observar in situ la majestuosidad perdida en las vetustas
(de)construcciones [El Hotel Comercio (1918), el Cine-Teatro Cervantes
(1925) y la antigua Colonia Española (1900), mas la enyerbada cancha de
voleibol que devendrá traslúcida piscina junto al edificio
correspondiente al ex Sectorial de Educación], se propuso dedicar los
pisos superiores de todas ellas exclusivamente al hospedaje —¿"Síndrome
del Nuevo Pro Riquismo Nacional", tildaríamos a estos anhelos
primermundistas de los que ya existen en el país disímiles proyectos
emprendidos?— mas los bajos serían reservados a finas galerías mercantiles.

Para continuar con el controversial ejemplo al que se aspira: la Manzana
de Gómez habanera (hoy retitulada como "de Kempinski") que tuvo a su
haber —y vigilancia— el concurso de la firma franca Bouygues Bâtiment
S.A. la cual arrastró —terminada la capitalina encomienda— hasta nuestro
cayerío circundante a sus hindúes disciplinados e imposibilitados de
delinquir, pues si lo hicieran —y no quepa duda de que lo harán—, nunca
será al nivel de un cubano mal pagado.

Que los nacionales —en condiciones de cooperativas arrendadas por el
estado— devengaran cerca de 100 dólares mensuales (unos 2250 pesos)
incomparables con los 1500 USD que se les entrega a los extraños,
tampoco significa ignorar ese menosprecio cual maraña de adalid
reclutador por faltarles a los naturales alternativas de empleo.

De algún predecible modo, si la francesa BB hubiese estado supervisando
estas remodelaciones como ciertos irresponsables debieran (porque desde
principios de esta década mantiene a profesionales extranjeros y
complementarios competitivos donde no han ocurrido grandes accidentes
por elementales razones) y no haberlas dejado a inexpertos, difícilmente
hoy enterraríamos estos muertos, y nada asumiría el estado debido a
hospitalizaciones evitables.

La transnacional fundada en 1952 por Francis Bouygues cuenta con casi
150 mil empleados en más de 80 países, lleva varios lustros en Cuba
invirtiendo y conviniendo construcciones para la industria verde-olivada
del turismo, pero tales obras han estado precedidas por un serio trabajo
de reconocimiento arquitectónico cuando no han sido del todo nuevas. No
por gusto sus ganancias mundiales sobrepasan los 30 billones de euros
anuales.

Que lleguemos a ostentar mañana nuestra particular "media manzana" (sin
apellidos todavía) en un pueblo desvencijado/pulverizado
escrupulosamente por la desidia estatal adjuntos los elementos
naturales, cuyo comercio legendario en pos del progreso económico
dependió del mar hasta que le cerraron el puerto, podrá parecernos nueva
utopía. Ya antes hablé de este (des)propósito —loable hasta donde fuera
creíble— en algunas alucinaciones localmente intensas. Si para fines
cambiarios disfrazados de ecologismo redujeron hasta la prohibición
—además— a la pesca del minutero de orilla que solía sobrevivir con
ella, ¿cuál otra desventura no nos ocurrirá?

La prensa nacional declaró "que aún se investigan las causas del
siniestro", lo que no ha adelantado es cuáles medidas se tomarían —si se
tomaran— contra los infractores del control preestablecido, ni si habrá
indemnización justa por daños personales. Este último acápite del que
presumen Las Normas para la Protección e Higiene del Trabajo, no cuenta
con cuantiosos casos de resarcimientos —publicitados al menos— en el país.

Aún esperamos por "el momento" oportuno de conocer sobre el resultado de
indagaciones criminalísticas anteriores difundidas cuando no cupo
evasión. Siquiera la mesa redonda que se utilizó como plataforma para
calmar reclamos populares se ha pronunciado al respecto. La Autopista
Nacional, desastre y asilo de asesinos, carga en currículo varios de ellos.

Al parecer, desde hace poco se replantea —como si en altos hornos se
cociera— el ultimátum de reabrirlo todo, incluso la obstruida
comunicación unidireccional estado-pueblo, fascinados los actuales por
los créditos aparecidos para el sostén inexcusable de lo que rinda
pronto. Sin embargo, ni la Asociación de Jardineros Hoteleros cuenta hoy
con respaldo legislado para sus faenas.

Entonces, vengan al terruño huestes constructoras, pero háganlo bien. No
dejen cosa al arbitrio o la torpeza. Porque la fragilidad con la que
tratan no será restituible. Los precios a pagar —más los pagados— son un
insulto para estas vidas pueblerinas terminadas en miserias,
consecuencia de querernos imponer con suma urgencia el rescate de lo ya
muy depauperado.

Si nos tocase de la manzana una mordidita, ojalá no sea la parte
emponzoñada del cuento.

Source: ¿A quién(es) responzabilizar por la desgracia ocurrida en El
Comercio? CubanetCubanet -
https://www.cubanet.org/facebook/quienes-responzabilizar-por-la-desgracia-ocurrida-en-el-comercio/ Continue reading
Alarma por éxodo de científicos en Cuba llega al Parlamento
julio 12, 2017
Rosa Tania Valdés

La comunidad científica reclama "acciones inmediatas", entre ellas
exigió la asignación de un capital inicial de 20 millones de dólares al
Fondo para la Ciencia y la Innovación (FONCI).
El éxodo y la fluctuación laboral de los científicos cubanos tiene en
vilo al Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA), que
pidió en el parlamento un fondo inicial de 20 millones de dólares para
sacar a flote un sector que el gobierno considera "estratégico".

Solo la biotecnología representa una millonaria fuente de entrada de
divisas. La exportación de vacunas contra la hepatitis B y la
antimeningocóccica, -cuyas patentes son propiedad del gobierno-, ha
permitido el ingreso de unos 400 millones de dólares, según cifras
oficiales.

Medios locales reportaron la sesión del lunes de una comisión
parlamentaria, en la que un funcionario del CITMA dijo que la caída del
número de investigadores se debe al envejecimiento, la emigración y el
salto a otros sectores de la economía mejor pagados.

Aludió además a la incapacidad de formar un relevo de alta calificación
y al "insuficiente" reconocimiento moral y material que recibe la
comunidad científica de la isla.

"El salario no constituye una fuente de motivación y reconocimiento
social para quienes se dedican a la Ciencia, Tecnología y la
Innovación", dijo a el viceministro José Fidel Santana al presentar el
informe.

Para ilustrar la crisis, el doctor Eulogio Pimentel Vázquez, diputado
por Nuevitas, Camagüey, explicó que en solo dos años el Grupo de las
Industrias Farmacéutica y Biotecnológica (BioCubaFarma) tuvo una
deserción del 40 por ciento de la plantilla. De ellos, más de 1.000 son
graduados universitarios.

El informe no detalla las cifras. Los últimos datos disponibles en la
Oficina Nacional de Estadísticas son del 2014, cuando cayó a 82.764 el
número de trabajadores en la actividad de ciencia y tecnología, desde
94.017 reportados en el 2009.

Bajos salarios y falta de libertad

Dos científicos cubanos consultados por Radio Martí ofrecieron sus
testimonios.

"Los científicos que trabajan en el polo del oeste de La Habana son los
que mejor remuneración reciben. Pueden ganar unos 2.000 pesos cubanos,
que se traducen en 80 dólares al mes", dijo Oscar Casanella, exprofesor
de la Universidad de La Habana y exinvestigador del Instituto Nacional
de Oncología y Radiobiología.

Sobre las carencias materiales dijo: "No tienen posibilidades de
hospedarse en un hotel para vacacionar, tienen mil carencias de
infraestructuras, muchos de ellos tienen problemas de viviendas. En las
universidades, los estudiantes antes de graduarse están hablando de para
qué beca (en el extranjero) se van (...) Casi un 100 por ciento quiere
abandonar el país", explicó el investigador que fue expulsado meses
atrás de ambos centros laborales por razones políticas.

Ariel Ruiz Urquiola, un científico que fue expulsado del Centro de
Investigaciones Marinas, contó sus razones ahora que se prepara para
iniciar su beca de estudios postdoctorales en la Universidad Humboldt de
Berlín, Alemania.

"Cada vez quedan menos científicos en Cuba porque no se puede hacer
ciencia sin libertad", dijo Ruiz Urquiola, quien viajará a Alemania tras
aplicar a una beca en la Universidad Humbolt.

Se quejó de no poder "expresar libremente criterios en contra de alguna
estupidez que se quiera hacer por parte de un director".

"Esto no es un Estado de Derechos (...) No soy confiable políticamente,
por tanto me ponen afuera. Me expulsaron de la Universidad de La Habana
y del sistema de las ciencias y ahora soy un campesino en Cuba", dijo.

"Para Alemania soy un científico pero para Cuba soy un campesino", lamentó.

¿Consagración a cambio de qué?

La ciencia fue una de las banderas que abrazó el fallecido exmandatario
cubano Fidel Castro, quien apeló al humanismo y a la conciencia
revolucionaria de los científicos para sacar adelante sus planes.

En la década de 1990, cuando el país estaba sumido en una profunda
crisis tras el colapso del socialismo soviético, Castro destinó parte de
las escasas divisas al sector y pidió "consagración" a sus científicos.

Cuentan que aparecía a cualquier hora en decenas de laboratorios y
centros científicos que contruyó, la mayoría de ellos en La Habana.
También levantó barrios residenciales y hasta círculos infantiles y
escuelas para los hijos de los científicos.

A estos profesionales pidió entonces trabajar largas jornadas de
trabajo, que se extendían a 12 horas o más para producir lo mismo
vacunas y medicamentos que para avanzar en el estudio de enfermedades.

20 millones para reflotar el sector

Según un resumen publicado por el sitio Cubadebate, Santana reconoció
ante el parlamento que entre las fallas está el reducido espacio
dedicado al intercambio, la socialización y la promoción de resultados
científicos.

Habló además de la disminución de los premios, del robo de cerebros, del
insuficiente aprovechamiento del talento humano y de conceder mayor
importancia a los tecnólogos.

El informe del CITMA propuso la implementación de "acciones inmediatas",
entre ellas exigió la asignación de un capital inicial de 20 millones de
dólares al Fondo para la Ciencia y la Innovación (FONCI).

Además sugirió entre otras medidas instalar "el pago por antigüedad" y
"homogenizar el salario básico de los investigadores".

(Con reporte adicional de Adriel Reyes)

Source: Alarma por éxodo de científicos en Cuba llega al Parlamento -
https://www.martinoticias.com/a/cuba-ciencia-crisis-exodo-/148862.html Continue reading
Una monja cocinera en Cuba
La religiosa chef, a la que Fidel Castro quiso encomendar la cocina
cubana, deleita a los comensales de los Meliá
Agencias, Madrid | 13/07/2017 1:33 pm

La monja católica italo-canadiense Sor Angele Rizzardo, una prestigiosa
cocinera, ha regresado estos días con su talento culinario a Cuba, un
país del que está enamorada y en donde el fallecido gobernante Fidel
Castro quiso que la religiosa aportara su conocimiento para impulsar la
gastronomía de la Isla, informa la agencia Efe
Su vida consagrada a Dios desde hace seis décadas no ha impedido a Sor
Angele convertirse en una prestigiosa chef que ha visitado medio mundo y
repetidamente Cuba, donde estos días deleita a los comensales con sus
recetas en varios hoteles gestionados por la cadena española Meliá.
"A mí me gustó Cuba y comprendí que el país necesitaba de personas que
quisieran ayudar desinteresadamente. No soy política, solo me interesa
el amor, algo muy importante para mí", confesó a Efe la religiosa, que
ha conocido personalmente a los papas Francisco y Benedicto XVI.
Muy activa a sus 78 años, Sor Angele ha recibido premios como el Max
Ruopp que en 2012 le otorgó la Sociedad de cocineros y pasteleros de la
provincia canadiense de Québec, donde reside desde 1955, cuando dejó su
natal Treviso, en la región italiana de Venecia, donde aprendió a
cocinar con solo doce años.
Pero fue en Québec donde además de aprender francés ingresó en la
comunidad religiosa Virgen del Consejo en 1957, recibió clases de
cocina, panadería y pastelería en el Instituto de Turismo y Hospitalidad
desde 1975, lo que definitivamente marcó su desarrollo posterior en la
especialidad.
Programas televisivos y radiales, libros con su recetario y
sorprendentes encuentros con personalidades de proyección internacional
prestigian a esta singular figura que llegó por primera vez a Cuba a
principios de los años 90 para entregar la distinción "El tenedor de
oro" a Nitza Villapol, una popular especialista de la cocina en la Isla.
Rizzardo dice que desde entonces no ha parado de visitar Cuba en los
últimos 25 años, principalmente como invitada a la apertura de nuevos
hoteles.
Rememoró especialmente la ceremonia inaugural del hotel Paradisus del
balneario turístico de Varadero en 2006, en la que habló con Fidel
Castro, quien probó alguno de los platillos que había elaborado para la
ocasión.
Años antes ya se había encontrado con Castro en la escuela de hostelería
de Québec y él le había solicitado su colaboración como asesora en la Isla.
Sus visitas al país caribeño también le permitieron conocer las
peculiaridades de su comida, de la que dijo preferir ingredientes como
la langosta, los frijoles negros y el comino, una especia muy utilizada
en su cocina, aunque reconoce que sus fuertes son las cocinas italiana y
francesa.
Esta semana, Sor Angele está una vez más en Cuba y su primera parada fue
en el hotel Meliá Habana para realizar una demostración práctica junto
al chef español Miguel Ángel Jiménez.
Su receta fue un risotto con langosta con espuma de cítricos en la que
conjugó sus raíces italianas con productos cubanos.
"Es la primera vez que cocino con una musa y no para una musa, es un
personaje con el que vale la pena compartir su experiencia que ha sido
una forma de hacer algo diferente e invitarle a que comparta nuestra
nueva carta del restaurante La Scala", declaró el chef Jiménez tras el
"showcooking".
El entusiasmo culinario de Sor Angele se extenderá esta semana a otros
tres hoteles de la compañía española en el balneario turístico de Varadero.
De su periplo destaca la cena que preparará en el Meliá Península por la
conmemoración de la histórica "Toma de la Bastilla".
La religiosa, que celebra este año sus seis décadas en la orden con la
que hizo sus votos, recibió una gran sorpresa la semana pasada cuando
visitaba Roma acompañando a un grupo de turistas canadienses y fue
recibida por el papa Francisco.
Sor Angele sabe que al pontífice le gusta cocinar y le sugirió que
"continúe usted mismo cocinándose y va a vivir muchos años".
A lo largo de su vida la religiosa ha conocido a siete pontífices, entre
ellos Benedicto XVI, para quien creó el queso "Fritz Keiser".
La carismática y siempre sonriente religiosa dice estar convencida de
que su gran misión como chef consiste en "hacer comer bien a las
personas con los productos que la tierra produce, porque un puñado de
tierra es un puñado de vida".
Por eso su labor está vinculada a las obras de caridad que realiza a
través de tres fundaciones dedicadas a los niños, una de ellas
denominada "El tenedor de la esperanza", y al patrocinio de 16
hospitales canadienses, que reciben su financiación producto de las
ventas de una marca de queso que lleva su nombre.

Source: Una monja cocinera en Cuba - Noticias - Cuba - Cuba Encuentro -
http://www.cubaencuentro.com/cuba/noticias/una-monja-cocinera-en-cuba-329982 Continue reading
Dos muertos y ocho obreros heridos en un derrumbe
DDC | Santa Clara | 11 de Julio de 2017 - 21:55 CEST.

Ocho obreros resultaron heridos y otros dos fallecieron en la mañana de
este martes tras el derrumbe de varias paredes en el segundo piso del
hotel Comercio en Caibarién, Santa Clara, según dio a conocer el diario
oficial Granma.

En declaraciones al oficial Granma, Mariela Villareal de Dios,
vicepresidenta del Poder Popular en Caibarién, explicó que "los
fallecidos quedaron sepultados bajo los escombros, y a pesar del
esfuerzo realizado por el cuerpo de bomberos y otros especialistas, no
pudieron ser rescatados con vida".

De acuerdo con la televisora oficial Telecubanacán, de los
ocho lesionados, cuatro recibieron el alta médica y se reincorporaron a
sus hogares.

Según la emisora oficial CMHW, la brigada trabajaba en el derribo de un
muro en la planta baja del edificio. El muro se desplomó y provocó la
caída de la habitación ubicada en el nivel superior.

Los fallecidos son Dorián Toledo Pascual, de 40 años, y Félix Morales
Domínguez, de 28; ambos de Caibarién.

Se encuentran aún hospitalizados Carlos Aguilera García, de Las
Tunas; Yordanis Mensonit Morales y Lázaro Bueno Mesquino, de Camagüey.

Los dos heridos de mayor gravedad son Richard López Pérez, en estado
crítico; y Andrés Estévez Báez, calificado como grave.

La rehabilitación del hotel Comercio debe concluir en 2018 y se realiza
con trabajadores de la entidad Emprestur de las provincias de Las Tunas
y Camagüey.

Source: Dos muertos y ocho obreros heridos en un derrumbe | Diario de
Cuba - http://www.diariodecuba.com/cuba/1499802908_32505.html Continue reading
Dos muertos y ocho heridos en derrumbe en Caibarién
El accidente ocurrió cuando los empleados trabajaban en el derribo de un
muro en la planta baja del hotel Comercio, sometido a una reconstrucción
casi total
Agencias, Madrid | 12/07/2017 9:38 am

Dos trabajadores fallecieron y otros ocho resultaron heridos al
derrumbarse el martes una de las paredes del antiguo hotel Comercio, en
la ciudad de Caibarién, donde realizaban labores de rehabilitación, de
acuerdo a medios de prensa oficiales, informa la agencia Efe.
Los obreros fallecidos quedaron sepultados bajo los escombros de la
edificación, y pese a las labores realizadas por una brigada de bomberos
y otros especialistas, no pudieron ser rescatados con vida, explicó la
vicepresidenta de la Asamblea Municipal de la localidad, Mariela Villareal.
El accidente ocurrió cuando los empleados trabajaban en el derribo de un
muro en la planta baja de la edificación, el cual se desplomó y provocó
la caída de una habitación situada en el segundo nivel.
Una brigada de bomberos acudió al lugar del siniestro y trabajaba para
rescatar a un constructor que quedó atrapado bajo los escombros, explica
un reporte de la estatal Agencia Cubana de Noticias (ACN).
Los dos heridos de mayor gravedad, uno de ellos reportado en estado
"crítico", fueron trasladados de urgencia al hospital Arnaldo Milián
Castro de la ciudad central de Santa Clara, detalló la funcionaria,
también citada por la edición digital del periódico Granma.
Los otros seis lesionados reciben atención médica en el Hospital General
María del Carmen Zozaya de Caibarién, una localidad situada a unos 350
kilómetros al este de La Habana.
El antiguo hotel Comercio, con un proyecto de rehabilitación previsto
para concluir en 2018, tiene un deterioro "grande" y requiere de
trabajos de reconstrucción "prácticamente integrales", de acuerdo con
especialistas del sector citados por ACN.
En mayo pasado, el Ministerio del Turismo cubano anunció la
reconstrucción de un grupo de instalaciones hoteleras que serán operadas
bajo el sello de lujo "Encanto" y estarán dedicados a la modalidad de
turismo cultural, entre ellas el hotel Comercio.

Source: Dos muertos y ocho heridos en derrumbe en Caibarién - Noticias -
Cuba - Cuba Encuentro -
http://www.cubaencuentro.com/cuba/noticias/dos-muertos-y-ocho-heridos-en-derrumbe-en-caibarien-329974 Continue reading
El conflicto (de)generacional La política de Donald Trump es más blanda que la política de George W Bush y su Comisión de Asistencia a una Cuba Libre, que no logró nada Arnaldo M. Fernández, Broward | 11/07/2017 11:56 am Las minorías que se arrogan la misión generacional sublime de salvar la patria, pero sin tomar […] Continue reading
Encuentran muerta a adolescente canadiense en hotel de Varadero, Cuba La compañía que envió a la isla a Alex Sagriff, de 18 años, y sus compañeros de preuniversitario para celebrar su graduación, ha sido denunciada por no controlar bacanales y borracheras entre turistas menores de edad. Médico cubano declaró “muerte por causas naturales”. Una estudiante […] Continue reading
WifiNet, el Facebook de los jóvenes habaneros DDC | La Habana | 8 de Julio de 2017 – 13:56 CEST. Por Ernesto Carralero Burgos/ El número creciente de usuarios y un rango de alcance que cubre prácticamente todos los municipios capitalinos han convertido a WifiNet en una opción para que en la ciudad haya al […] Continue reading
Cuba y Venezuela: la diplomacia de la vulgaridad, un poco de inglés y buenos puños MANUEL C. DÍAZ Especial/el Nuevo Herald La diplomacia, que es tan antigua como las propias naciones, es la forma en que los Estados conducen sus relaciones internacionales. Y se basa en la voluntad de diálogo y el entendimiento. Es por […] Continue reading
Cuando una calle describe un país
Una simple dirección como "Monte y Cienfuegos" aún hay quienes la
pronuncian en voz baja
Jueves, julio 6, 2017 | Ernesto Pérez Chang

LA HABANA, Cuba.- Oficialmente se nombra Avenida Máximo Gómez pero nadie
la llama así. Incluso muy pocos de sus vecinos conocen que fue por esa
arteria que el Generalísimo, frente al Ejército Libertador, hizo su
entrada en la capital, un 24 de febrero de 1899.

Para todos los cubanos, ya sean de La Habana o del interior del país, la
que también fuera nombrada, durante el período colonial, como Calzada de
Guadalupe y del Príncipe Alfonso, no es más que la "calle Monte", lugar
que, desde muchísimo tiempo atrás, pareciera estar exclusivamente
asociado a aquellos fenómenos sociales sobre los cuales pocos se atreven
a hablar abiertamente dentro de Cuba.

Una simple dirección como "Monte y Cienfuegos" aún hay quienes la
pronuncian en voz baja porque la esquina continúa asociada al comercio
sexual, a pesar de que los prostíbulos y las casas de alquiler por
horas, relativamente baratos, abundan de un extremo al otro de la
bulliciosa calzada.

Monte, más que una calle, es ese espacio donde se desvirtúa la totalidad
de esos proyectos hoteleros y turísticos que buscan ofrecer una imagen
trucada, diferente a lo que en verdad son La Habana y sus habitantes.

El "circuito de oro" en que habrá de convertirse ese tramo comprendido
entre el Paseo del Prado y el Hotel Saratoga, donde se incluyen tanto el
lujoso Manzana del consorcio Fuerzas Armadas-Kempinski como el
restaurado Capitolio Nacional, se interrumpe bruscamente a solo unos
pasos de la Fuente de la India, allá donde comienza, transversal y
demasiado incómoda, esa otra urbe, profunda, olvidada, oscura que no
habla muy bien de la prosperidad y de lo sostenible de un sistema
político en crisis.

Monte continúa siendo la zona de recalo de los más humildes, de los más
excluidos en un país donde se sobran las exclusiones, de los que vienen
huyendo de esa pobreza que tiende al endemismo, mucho más en el oriente
cubano.

Bien entrada la madrugada, cuando la jornada laboral fue desastrosa en
la Rampa o en el Malecón, es en las inmediaciones de la calzada, desde
el Parque de la Fraternidad hasta la Estación Central de Ferrocarriles,
donde terminan probando suerte prostitutas y pingueros, vendiendo sus
cuerpos solo por un par de dólares, e incluso por un plato de comida o
un lugar donde amanecer.

Sin embargo, las mañanas y las tardes no son muy diferentes a las
noches. El conocido popularmente como "Parque de la Chispa", en la
esquina de Monte y Belascoaín, donde se alza una escultura del artista
rumano Sandú Darié, es la meca de borrachos, drogadictos e indigentes.

Cada esquina del parque ha sido ocupada por los pordioseros habituales.
El banco de la izquierda pertenece a un fulano, mientras que el de la
derecha fue conquistado en una pelea entre dos que no poseen nada más
allá del malestar de la propia existencia.

Muchos viven allí el final de una historia común que quizás comenzara
como la de cualquier adolescente o joven cuyas opciones de triunfo
personal se barajaron entre emigrar o quedarse, en un país donde el
estudio, la inteligencia, la honestidad, el empeño, la buena educación
no son garantías de futuro.

Fue un desamparado del parque el que me dijo que durmiendo sobre un
banco se sentía mucho más seguro que en cualquier casa. Con solo mirar
el entorno, se termina comprendiendo que no se trata de la opinión de un
demente.

En toda la calzada no existe una edificación en buen estado
constructivo. Aunque las estadísticas del municipio señalan que, en las
cercanías, solo cerca de un 15 por ciento de las viviendas han sido
declaradas como inhabitables, es evidente que la cifra pudiera ser
superior debido al número de derrumbes totales y parciales que se
registra todos los años, sobre los cien.

Decenas de comercios, estatales y privados, se han visto obligados a
cerrar debido a las malas condiciones de los lugares donde están
emplazados. Hileras de establecimientos clausurados bordean ambos lados
de la calzada y, teniendo en cuenta que no existen planes inmediatos
para el desarrollo local vinculado al turismo, en poco tiempo,
probablemente en un par de años más, no quedarán comercios ni edificios
que restaurar.

"Tal vez la estrategia sea la misma que en las zonas de playa o en el
Casco Histórico, dejar que el tiempo se encargue de las demoliciones",
me dice alguien mientras conversamos sobre el asunto.

Aceras rotas, fosas desbordadas, hedor irresistible y mucha miseria es
lo que, por ahora, tiene la Calzada de Monte para ocultar a los turistas
y regalar a vecinos y transeúntes. Aun así, es una mínima parte del todo
visible e invisible de una ciudad, un país, una realidad que no pueden
ser comprendidos en su esencia desde el balcón de un hotel, una cartera
de oportunidades de inversión o desde una mesa de conversaciones.

Source: Cuando una calle describe un país CubanetCubanet -
https://www.cubanet.org/destacados/cuando-una-calle-describe-un-pais/ Continue reading
La práctica de salud privada en Cuba
Se desconoce cuántos especialistas privados, que brindan servicios de
atención de salud, aún continúan ejerciendo en la Isla, pero se estima
que son apenas un puñado
Agencias, Madrid | 05/07/2017 10:39 am

Serafín Barca se puso una bata con su nombre bordado en azul en un
bolsillo y abrió su consultorio de podología en un popular barrio de La
Habana. Por un dólar pasó más de media hora cortando callos y tratando
una verruga plantar.
El hombre de 80 años sonriente, delgado y con la espalda erguida es uno
de los últimos especialistas en alguna rama de la salud que tiene un
consultorio privado autorizado en Cuba, donde desde comienzos de los 60
se prohibió el ejercicio particular en el sector, de acuerdo a un
reportaje de Andrea Rodríguez, de la Associated Press.
Pero ahora la Isla debate hasta dónde lo estatal y lo privado deben
coexistir luego de que la crisis deteriorara muchos de sus servicios.
"Uno trabaja con más calidad. Si viene un paciente y lo tratas mal y no
regresa, te quedas sin él", dijo Barca a The Associated Press sobre su
trabajo como particular.
Es inusual ver en Cuba un consultorio privado de alguna especialidad
médica luego de que tras el triunfo de la revolución en 1959 el sistema
de salud se estatizó. Muchos galenos abandonaron entonces el país al
punto que solo quedaron unos 5.000 a partir de los cuales se formaron
los 70.000 con que hoy cuenta la Isla.
Sin embargo, una resolución de 1963 permitió mantener sus despachos
particulares a todos los médicos y especialistas de salud que se
hubieran recibido hasta ese año.
Se desconoce cuántos de ellos siguen atendiendo, pero se estima que son
apenas un puñado.
Algunas personas creen que la práctica privada daría más opciones y
mejoraría el servicio de salud al aliviar la carga al Estado, que podría
concentrarse en las cirugías y tratamientos complejos que requieren
mayor tecnología.
Muchos también se quejan de que la calidad del servicio de salud se ha
visto afectada por el envío de médicos a misiones en lugares como
Venezuela y Brasil y la emigración que se abrió en los últimos años.
A su vez, las autoridades cubanas suelen cuestionar que muchos
profesionales se trasladen a Estados Unidos y otros países en busca de
mejores salarios y condiciones de vida, dejando sin estos recursos
humanos a la Isla luego de invertir largo tiempo en su formación.
Sin embargo, hasta ahora no hay señales de que las autoridades planeen
una apertura para un sector que consideran estratégico y que suele ser
elogiado por organismos internacionales por haber alcanzado una de las
tasas de mortalidad infantil más bajas del continente y una alta
expectativa de vida.
"Tengo necesidad de atender mis pies. Podría ir al policlínico, pero las
veces que fui... ellos dicen que no tienen materiales", dijo a AP Martha
García, una jubilada de 72 años que visita a Barca desde hace más de una
década. "Pudiera existir (la consulta privada) para optometristas,
fisioterapia y otros. El Estado tendría un alivio para ocuparse de lo
más complicado".
Para Mayra Hernández, quien vive a varios kilómetros del consultorio
decorado con títulos y reconocimientos enmarcados junto a una foto de
Ernesto "Che" Guevara, ver a Barca es una necesidad que vale la pena el
sacrificio del viaje y el pago de los honorarios.
"Este es el mejor podólogo de la ciudad de La Habana y de toda Cuba. Hay
el servicio (en los hospitales estatales) pero no tienen la calidad",
explicó la trabajadora de un hotel de 55 años y recordó que una vez en
un centro estatal de salud "salió el especialista y dijo 'tengo cinco
bisturís y nada más'".
El gobernante Raúl Castro inició en los últimos años una serie de
cambios en el modelo económico para darle mayor eficiencia, pero
manteniendo la prioridad de las empresas y servicios estatales. Así
permitió la iniciativa privada para rubros que van desde las cafeterías
hasta la albañilería y las cooperativas de peluqueros o transporte. Pero
los profesionales como los ingenieros, abogados o arquitectos siguen sin
poder trabajar de manera particular.
El servicio de salud estatal cubano contempla desde la atención de un
podólogo hasta complejas cirugías neurológicas y trasplantes de órganos.
Sin embargo, la falta de percepción de cuánto le cuesta al Estado, el
abuso por parte de los pacientes y la crisis económica que atraviesa la
Isla obligaron a las autoridades a lanzar campañas de concientización.
En algunos consultorios de la familia —la unidad de atención primaria— y
en centros especializados se pueden ver carteles con la consigna "Tu
servicio de salud es gratuito, pero cuesta". En la televisión se
transmiten publicidades y algunos pacientes recibieron facturas
simbólicas luego de realizarse alguna intervención.
Las consultas médicas en Cuba tienen precios muy bajos en relación con
las de otros países de la región. Según indicó el Estado en sus carteles
de concientización una radiografía ronda los cuatro dólares, una
resonancia magnética unos $32 y una cirugía de vesícula biliar alrededor
de $36. Sin embargo, aun así, son muy onerosas para un ciudadano que
gana un salario de promedio de $20.
Por lo pronto Barca tiene tantos pacientes como puede tomar y su
consultorio está siempre repleto.
"A mí me gusta mi profesión. La vista la tengo bien y el pulso también",
dijo en su pequeño salón con un sillón reclinable y muebles con gavetas
que parecen de los años 50 cubiertos de bisturíes y cremas, muchas de
las cuales trajo de sus viajes al exterior adonde viven sus dos hijos.
Barca atiende cuatro días a la semana durante siete horas y los turnos
son tan solicitados que debe rechazar pacientes hasta que alguno se dé
de baja.
El especialista tenía 23 años cuando la revolución de Fidel Castro llegó
al poder. Aunque había trabajado desde que era un adolescente en
diferentes rubros el hallazgo de su profesión fue casual: ese 1959 pasó
frente a un mural que convocaba a jóvenes a formarse como
"quiropedistas", como se denominaba entonces a la especialidad[1].
"Egresé precisamente en el 63, el Estado estaba dando locales y yo
solicité este mismo que usted ve", comentó el podólogo que vive detrás
del consultorio. "A todos los que tenían consulta privada los dejaron
trabajar hasta que se jubilaran o murieran. Aquí estaré hasta que me muera".
[1] Hay una diferencia fundamental entre podólogo y quiropedista. La
podología es una carrera universitaria, mientras que la quiropedia es un
oficio que se aprende a través de cursos y talleres prácticos que
permiten conocer las técnicas para el mejoramiento de los pies.
La quiropedia se encarga principalmente del corte de las uñas de los
pies, y el cuidado de la piel, de los dedos y el talón y la planta, así
como de la eliminación de callos, asperezas y resequedad.
La podología es una sub especialidad de la medicina, que se encarga del
tratamiento de las malformaciones y demás afecciones del pie que
requieran o no una cirugía menor.
Según lo que manifiesta el propio Barca, sobre su historia laboral y el
tiempo que le llevó graduarse, cabe la duda de si él sería en realidad
un quiropedista, y no un podólogo. Es decir, no es un médico. También de
acuerdo a la descripción de sus labores, su práctica parece más bien la
de una quiropedia.
Mientras esta distinción existe en la práctica, no resulta así en cuanto
al lenguaje admitido.
El Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española no admite la
palabra quiropedista.
Según el Diccionario, la podología es la rama de la actividad médica,
que tiene por objeto el tratamiento de las afecciones y deformidades de
los pies, cuando dicho tratamiento no rebasa los límites de la cirugía
menor.
Un podólogo es un especialista en podología.
(Nota de la Redacción de Cubaencuentro)

Source: La práctica de salud privada en Cuba - Noticias - Cuba - Cuba
Encuentro -
http://www.cubaencuentro.com/cuba/noticias/la-practica-de-salud-privada-en-cuba-329916 Continue reading
Un viejo conflicto con una sola solución En Cuba el apartheid va mucho más allá de la raza Lunes, julio 3, 2017 | Tania Díaz Castro LA HABANA, Cuba.- La triste historia del negro discriminado, en muchas partes del planeta, es más vieja que andar a pie. Es posible que sólo haya tenido gran parte […] Continue reading
Habitación 511 27 Junio, 2017 7:13 pm por Julio Aleaga Pesant El Vedado, La Habana, Aleaga Pesant, (PD) A diferencia de lo que dice Joaquín Sabina en una de sus canciones, me llevaron hasta allí sus caderas y su corazón. Empujé desesperado la puerta de la habitación 511 del Hotel Ambos Mundos, pasadas las 11 […] Continue reading
“Es ilógico criticar una política que aún no sabemos cómo se va a implementar” 23 de junio de 2017 – 16:06 – Por LUIS LEONEL LEÓN Las diferencias entre las políticas hacia Cuba de Barack Obama y Donald Trump fueron analizadas por Frank Calzón, Carlos Alberto Montaner, Sebastián Arcos Cabazón y Carlos Sánchez Berzaín en […] Continue reading
En Cuba duermen bien: asesinos, secuestradores, terroristas, los fugitivos de EEUU junio 23, 2017 Rolando Cartaya La Habana les llama “luchadores sociales”, pero sus expedientes policiales confirman lo que dijo en Miami el presidente Trump: “mientras encarcelaba a personas inocentes (Castro) albergaba a asesinos de policías, secuestradores y terroristas”. Qué hicieron, cómo huyeron y qué […] Continue reading
How to get off the eaten track in Santiago de Cuba
A trip to Santiago de Cuba should start with dinner at a paladar
(family-run restaurant) and end with drinks on the roof of the Hotel
Casa Granda.
By JENNIFER BAIN Travel Editor
Wed., June 21, 2017

SANTIAGO DE CUBA, CUBA-Ramon Guilarte welcomes us to his home and
restaurant with a cocktail full of vitamin R. Will it be a Cuba Libre,
rum and cola, or Estacazo, rum and lemonade? Rum is ridiculously cheap here.

Esta Caso seems more fun, thanks to our host's animated explanation
(some of it lost in translation) about how drinking this is like getting
whacked with a stick. As we dig into platters of mango, papaya and
pineapple, Guilarte opens a bottle of rum and pours a little on the
ground as an offering to the saints for good luck, and then asks us each
how big a "stick" we want in our drinks.

"Don't expect a common restaurant," he warns with a theatrical flourish.
"Everybody that comes to the restaurant is a friend. I think it's
important that you feel like home — and these are not empty words."

La Fondita de Compay Ramon is a paladar, a family-run restaurant that
boosts the economy and gives tourists and locals the chance to connect.
At this farm-themed paladar we sit in cowhide "taburete" chairs found in
typical farms and our host is dressed like a traditional farmer.

In between a stunning red kidney bean soup and unpretentious platters
full of rice, pork, cabbage, shrimp, chicken and plantains, we learn
that Guilarte is a painter and empty nester with two daughters and two
grandchildren.

"Painting, and the life of a painter, is very lonely. Painting is
totally opposite to this business." He opened Compay Ramon in 2012 in
the Ferrerido neighbourhood of Cuba's second largest city. His
neighbours don't mind the nightly commotion, maybe because they often
get to share the leftovers.

"Best food in Cuba," according to "the Intrepid Group" in one of the
many accolades scrawled artfully on the wall and dated Dec. 16, just
weeks after Cuban revolutionary Fidel Castro died and weeks before my
first visit to Canada's favourite Caribbean island.

You'll find plenty of online accolades for our enthusiastic host. "Ramon
is a character," allows our Cubatur guide and translator Ricardo
Zaldivar Rodriguez, "but this is not a show."

I duck down the hall into the tiny kitchen to meet Guilarte's smiling
wife Mayra Gayoso Romaguera and her helper, who is washing dishes by
hand. I peek at a modest bedroom.

My first night in Cuba ends with a stewed green papaya dessert and
Guilarte showing how to roast coffee beans and brew coffee the
traditional way and then sharing a cigar.

Santiago de Cuba, with half a million people, is often described as "the
hottest city in Cuba" because of its temperature and charm.

We cram a lot into a whirlwind day — historic sites like the Santa
Ifgenia cemetery, where Castro's ashes are marked by a large rock from
the Sierra Maestra mountains, and where national hero/poet Jose Marti
has an elaborate mausoleum. People bring them red and white roses
respectively.

We hit Antonio Maceo Revolution Square, a former fort/prison called
Castillo de San Pedro de la Roca, and a Catholic church with a sacred
Virgin of Charity statue called El Cobre near a copper mine. I buy a
bundle of copper-tinged rocks from a guy in the parking lot.

Cubans make the most of what they are given. There is virtually no waste
here — public garbage cans are nearly always empty.

I'm more curious about the present than the past and so relish the
chance to wander down Calle Enramada, a pedestrian street where I don't
have time to join the lineup for hot churros.

"If you don't mention this street name," says Rodriguez, "it might be
said that you have never been to Santiago de Cuba."

At La Barrita Ron Caney, a bar by a rum factory, I sample seven-year-old
rum, smelling it with closed eyes, tilting the glass to see the body and
holding a sip in my throat while the house band plays traditional Cuban
music.

There is music everywhere, in Plaza de Dolores, in Casa de la Trova Pepe
Sanchez, and at Tropicana, an outpost of Havana's famed cabaret.

"When we hear music, we start dancing," says Rodriguez, who sings and
dances throughout our week together.

At Restaurante Matamoros, the chef pops out of the kitchen to join the
band while we enjoy a soupy meat and vegetable stew called ajiaco. After
dinner we have coffee nearby at Café Constantin, where my Bembito Bomban
is a cheeky reference to Afro-Cuban women and combines coffee, cacao
liqueur and cinnamon.

Cuba is changing, so you will mix and match old and new.

Melia Santiago de Cuba is new, glitzy and a short drive from the
historic centre, with decent Wi-Fi (a very big deal), a pool, and a
breakfast buffet, where I wrapped thin slices of cheese around chunks of
guava paste.

In the heart of downtown, Hotel Casa Granda oozes colonial charm, with a
breezy rooftop restaurant and sweeping city views. For my last meal, I
had a Cuban sandwich (an American invention) and a local spin on
pepperoni pizza (forgive me).

It was no Fondita de Compay Ramon, but it was still equally, magically
Cuban.

Jennifer Bain was hosted by the Cuba Tourist Board, which didn't review
or approve this story.

When you go

Get there: I flew Cubana de Aviacion airlines (www.cubana.cu ) direct to
Santiago de Cuba and flew home with a stop in Camaguey. WestJet, Air
Canada, Air Transat and Sunwing all fly to various spots in Cuba.

Get around: It's easy to take taxis around Santiago de Cuba, but if you
have a driver and guide (like I did with Cubatur), you'll have the bonus
of a translator/fixer.

Stay: I stayed at the modern Melia Santiago de Cuba (melia.com).

Eat: Find La Fondita de Compay Ramon on Facebook.

Know: You can only buy Cuban convertible pesos (CUC) in Cuba and can't
exchange them at the end of your trip. Get them at the airport and
foreign exchange shops. Wi-Fi is limited to public squares and some
hotel lobbies. Buy a 60-minute Wi-Fi card for 2 CUC (about $2.75
Canadian) at the airport or your hotel. North American plugs don't work
so bring an adaptor for the European 220-volt system.

Source: How to get off the eaten track in Santiago de Cuba | Toronto
Star -
https://www.thestar.com/life/travel/2017/06/21/how-to-get-off-the-eaten-track-in-santiago-de-cuba.html Continue reading
En medio de la crisis del agua en La Habana, los hoteles derrochan lo
que a los vecinos falta

Mientras en hoteles de La Habana Vieja no hay escasez de agua,
residentes a pocos metros de esas instalaciones enfrentan serias
dificultades para abastecerse.
La escasez de agua en la capital cubana y las dificultades que enfrentan
los residentes para obtenerla contrasta con la de los hoteles, "donde no
falta" el preciado líquido, aseguran residentes en la capital.

Ni el periodista independiente Mario Hechavarría, ni sus vecinos
residentes en La Habana Vieja, entienden por qué en el Hotel Saratoga no
falta el agua, mientras que en su edificio de 8 pisos pasan serias
dificultades para obtenerla.

"En mi edificio nos están abasteciendo con pipas, pero no es suficiente
para tantos apartamentos", explicó Hechavarría.

Otro capitalino, Pablo Morales, dijo que esos contrastes también se dan
en el área donde está el recién inaugurado Hotel Gran Manzana Kempinski,
también en La Habana Vieja, donde "no falta el agua", ni siquiera para
la lujosa piscina, mientras en los barrios aledaños los vecinos hacen
malabares para conseguir el preciado "cubito" de agua.

Para María López, la única explicación que tiene el problema de la falta
de agua es que las autoridades estatales priorizan los hoteles, mientras
que la ciudadanía sigue siendo la más afectada.

El suministro del agua en la ciudad varía de una zona a otra. Algunos
barrios reciben agua todos los días en determinados horarios. Otros, la
mayoría, en días alternos. Y en diferentes barriadas de las afueras, el
abasto es de tres o cuatro días.

Roturas en las líneas de suministros de agua en la capital afectaron
drásticamente durante varios días a territorios como Guanabacoa, San
Miguel del Padrón, Regla y Alamar.

El precio de los camiones cisterna, la única opción ante la interrupción
del servicio regular, aumenta en la capital en dependencia de la
escasez, y "una pipa que suele pagarse a 30 CUC puede llegar hasta 50",
advierte el periodista Iván García.

(Redactado por Idolidia Darias, con reporte de Adriel Reyes)

Source: En medio de la crisis del agua en La Habana, los hoteles
derrochan lo que a los vecinos falta -
https://www.martinoticias.com/a/cuba-escasez-agua-para-ciudadania-contraste-servio-en-hoteles/147221.html Continue reading
El compromiso con Cuba EEUU está enfocado en fortalecer el sector privado en la isla caribeña Lunes, junio 19, 2017 | Roberto Jesús Quiñones Haces GUANTÁNAMO, Cuba.- En otro intento de desmontar el legado de su predecesor, el presidente Donald Trump ha cambiado significativamente la política estadounidense hacia Cuba, con la introducción de restricciones para […] Continue reading
Trumpetilla Apuntar a GAESA y al resto del complejo militar-industrial-comercial en Cuba no es otra cosa que puro embeleco para dar pura imagen teatral de Trump más duro que Obama Arnaldo M. Fernández, Broward | 17/06/2017 10:19 am Sólo el desespero y el embullo explican el papelazo del anticastrismo tardío en la peripecia que con […] Continue reading
Cero dinero para los militares: el centro de los cambios de Trump hacia La Habana DDC | Miami | 16 de Junio de 2017 – 00:37 CEST. “Si vamos a tener un mayor compromiso económico con Cuba, será con el pueblo”, dijo el senador cubanoamericano Marco Rubio en declaraciones al Miami Herald. El presidente estadounidense, […] Continue reading
Empresas de EEUU, ‘preocupadas’ por un cambio de política hacia La Habana DDC | Miami | 15 de Junio de 2017 – 14:50 CEST. La cadena hotelera Marriot expresó este miércoles “su preocupación” por las nuevas medidas que anunciará el presidente de EEUU, Donald Trump, respecto al Gobierno cubano, según informa The Washington Free Beacon. […] Continue reading
El artista Luis Manuel Otero Alcántara pide respuesta oficial sobre el retiro del busto de Mella WALDO FERNÁNDEZ CUENCA | La Habana | 10 de Junio de 2017 – 17:25 El artista Luis Manuel Otero Alcántara envió el jueves una carta a Raúl Castro y otras autoridades del Gobierno donde pide una explicación oficial por […] Continue reading
Havana: a city of colour and surprises
The buildings in Cuba's capital may be crumbling yet there is a great
sense of civic pride
Conor Horgan

Cuba is full of surprises. On my first morning in a Havana casa
particular (room in a private home), where all the hangers in my
wardrobe were homemade, the young woman who brought breakfast invited me
to accompany her into work.
Her name was Yvette, and as far as I could understand her job was
playing oboe in some kind of band. She flagged down a pre-1959, fixed
route taxi collectivo and 50 cents brought us to the centre of Vedado,
the newest part of Havana.
We hopped out beside the Cuba Libre hotel, opened as a Hilton in 1959
then commandeered a few months later by Fidel as his command centre
during the revolution. Around the corner was Yvette's job, and my next
two hours were spent in a crammed rehearsal room thrilling to the
glorious noise of the 60-piece Cuban State Television Orchestra, with
the highlight of their extensive repertoire being a swinging salsa
version of the old Strauss classic El Danubio Azul.

Afterwards I made my way along 17th Street, admiring the succession of
majestic, crumbling Deco houses, each more beautiful than the last. I
couldn't help but wonder how long it will be before most of them are
snapped up by pimply tech millionaires from Palo Alto now that Cuba has
been opened up for tourism from the US.
There certainly were a large number of tourists from el Norte around,
and when I went to hear some world-class jazz in legendary club La Zorra
y el Cuervo (The Fox and the Crow) it was hard to ignore the bunch of
well-oiled retirees from the Midwest clapping along out of time. They
did settle down after a while, as I imagine Cuba will once it gets over
the shock of a sudden influx of Americans and their money.

The signs are good – there is a great sense of civic pride in Havana,
and the Office of the City Historian, a huge state department of
architects and planners tasked with renovating the many near-derelict
buildings, makes sure that each part of the city remains properly
mixed-use rather than turning it into some kind of Cuban theme park.

Laps of the square
This means that the local equivalent of Grafton Street has a maternity
hospital (on publicly-owned land, naturally) and the Old Town's Plaza
Vieja hosts a primary school, where the pupil's gym class has them
running in between the tourists as they do laps of the square.

I did see another side to the story when I visited Harris Brothers,
reputedly the best supermarket in the city. They had limited stock on
offer; not much more than bottled water, rum, shampoo and jars of
mayonnaise on otherwise empty shelves. Directly opposite, beside an
abandoned van with no wheels, workmen were putting the finishing touches
on a Mont Blanc fountain pen shop.
The plan was to spend a few days in Havana then strike out for the
country, but I quickly discovered that despite the relaxed pace of life,
leaving things to the last minute doesn't really work in Cuba – there
were no bus tickets to be had, and I didn't particularly feel like
spending six hours in the back of a truck.
Accommodation was the same – figuring that all the casas in the
guidebook would be well booked out I tried Airbnb, only to discover it
doesn't take bookings from inside Cuba. Thankfully, the landlady of one
of the booked-out casas was happy to figure out what I was trying to say
in broken Spanish and found me an alternative.

Havana is made up of three distinct cities, more than interesting enough
for a 10- day trip. I started in well-to-do Vedado to the west, before
moving to the Old Town in the east, all the while exploring Centro in
the middle.
Centro is the barrio, the roughest part of Havana – a dimly lit,
forbidding looking place with lean youths on bikes flitting through the
shadows and wheezing Russian Ladas carefully negotiating gaping
crevasses in the street. This was another surprise – in any other
country no tourist would dream of venturing into this part of town,
especially after dark. But I don't think I've ever felt so safe, even
with a camera.

Friendly and polite
Cubans are so friendly and polite that even the hustlers are easy to
deal with – I was regularly asked if I wanted a chica, cigarro, internet
card or all three, and when I demurred I'd get a big smile and best
wishes for the rest of my evening.
As time passed I was glad that my very basic level of Spanish started to
improve – one night while photographing a gang of youths in Centro, one
of them said "Tu no entiendes Español, coño?" (You don't understand
Spanish, coño?) and I was able to give him a big smile and reply in
Spanish "I understand 'coño'." His friends thought it was hilarious. If
you don't understand the word "coño", a quick viewing of Scarface or any
episode of Narcos will put you right.

Surprises around every corner makes the city a photographer's paradise -
it's not just the vivid colours and amazing light but all of the events,
the richness of life being lived in full view. Trying to capture
everything from a girl emerging from a cloud of white smoke to a
policewoman in mid-argument, my camera rarely left my hand.

There's so much to see on the streets, so many pictures to take, that
the whole time I was there I only made it to two museums – the first was
the Museum of Chocolate, which happily turned out to be just a great
chocolate shop with a few glass cases of implements.
Bullet holes
The second was the Museo de Revolucion, which I found unexpectedly
moving. From the bullet holes in the marble staircase left when the
rebels stormed the building to the armour-plated tractors in the
courtyard, the museum told the story of a small bunch of young men (and
Raúl Castro, looking about 15 in the pictures from the time) who set out
on a near-certain fight to the death and to their surprise ended up
liberating the country. Pride of place goes to the yacht that carried
them from Mexico, the Granma, now housed inside a giant glass box,
making it look like some kind of revolutionary Damian Hirst installation.

Cuba is pricier than I expected: while accommodation is cheap, getting
around does add up (after a few days I was politely informed by an
American that the taxi collectivos are reserved for Cuban citizens). I
tried one of the bright yellow, egg-shaped tuk-tuks, but one trip was
enough to convince me that walking and official taxis were a far better
option. As it zipped between the hulking 1950s cars at terrifying speed
I took little comfort from the fact that at least the helmeted driver
might survive the spectacular crash that was surely around the next
corner – there wasn't much hope for his bare-headed passenger.
I had also been warned to lower my expectations of the food, and with
good reason; if you want to eat anything much better than a Cuban
pressed sandwich (ham, Swiss cheese, roast pork, pickles and salami)
you'll pay a fair bit for it – such as the small plate of lobster
risotto I treated myself to at the rooftop bar of legendary restaurant
La Guarida, a beacon of fine dining in the middle of Centro.

Splurging like this meant I needed to use ATMs more often than I'd
expected, and I quickly discovered they had their own, particularly
Cuban temperament. "La máquina está loca," grumbled an old woman in the
queue beside me, encouraging me to keep trying – it worked on the fifth
attempt.

Fever dream
Another price to be paid in Cuba is an inevitable bout of food
poisoning. Whatever it was that didn't agree with me put me in bed for
an uninterrupted 18-hour fever dream, which actually wasn't all that
unpleasant. Coming to the following morning, I looked up and saw I
hadn't hallucinated it – there really was an ace of hearts stuck to the
ceiling above the bed. The landlady explained that this was because I
was staying in the habitación matrimonial or bridal suite.

Aside from the heat, the light, and the colours, the best part of the
entire trip was experiencing the openness and incredible spirit of the
Cuban people. I hope nothing will take it away, and I also hope I can
get back there soon to experience even more of it.

http://www.irishtimes.com/life-and-style/travel/long-haul/havana-a-city-of-colour-and-surprises-1.3100412?localLinksEnabled=false Continue reading
Eusebio Leal: ‘El Manzana Kempinski muestra la Cuba profunda y verdadera’ DDC | La Habana | 8 de Junio de 2017 – 14:09 CEST. El Historiador de la Ciudad de La Habana, Eusebio Leal Spengler, señaló que con la construcción del hotel de lujo Manzana Kempinski en La Habana “se trata de mostrar a la […] Continue reading