Information – Información
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Calendario

Daily Archives: June 21, 2016

Fallece doctora cubana en Brasil
Martinoticias.com

Una escueta nota enviada por la Misión Médica Cubana en Brasil explicó
que la doctora Lidia F. García Bandomo, de 48 años, falleció a causa de
una afección pulmonar.
Una doctora cubana que cumplía misión en Brasil murió esta semana a
causa de un edema agudo del pulmón, según una nota oficial emitida el
martes.

La especialista en Medicina General Integral, Lidia F. García Bandomo,
de 48 años, falleció el lunes.

Había nacido en la provincia de Cienfuegos. Al momento de su muerte
trabajaba en el Estado Caerá, Municipio Fortaleza, dijo la escueta nota
que aludió también a sus "excelentes resultados".

"Muy querida por sus compañeros, amigos, autoridades de salud del
municipio y por la población que atendía", explicó el comunicado emitido
por la Misión Médica Cubana en Brasil.

En las redes sociales divulgaron fotografías de su funeral.

El Consulado Cultural Cubano en Maracanã lamentó su muerte y posteó una
frase de José Martí: "Cuando se muere en brazos de la patria agradecida,
la muerte acaba y comienza con el morir la vida".

La doctora fallecida era parte de más de 11.000 profesionales cubanos
que integran el programa Más Médicos impulsado por la suspendida
mandataria Dilma Rousseff.

En virtud de este programa el Gobierno de la isla ha recibido generosos
créditos de al menos 1.750 millones de dólares y un importante subsidio
con la contratación de profesionales cubanos.

Su caso sigue al de la también fallecida doctora Clara Elisa González,
quien enfermó y falleció en menos de 48 horas tras contraer el virus de
la gripe H1N1 o gripe A.

Source: Fallece doctora cubana en Brasil -
http://www.martinoticias.com/a/brasil-doctora-fallecimiento/124495.html Continue reading
Los secretos de la televisión cubana… al descubierto Luis Felipe Rojas/ Martinoticias.com Pedraza Ginori trabajó treinta años en la televisión cubana. Desde 1965 hasta 1995 en que decidió quedarse en un viaje de trabajo que hizo a Galicia, España. Muy pocos lo conocen por Eugenio, sino por “Yin”, o simplemente Pedraza Ginori. Se trata un […] Continue reading
EEUU y Cuba acuerdan plan para salvar a los tiburones

En las aguas cubanas habitan casi 100 de las 500 especies de tiburones
que hay en el mundo
El primer acuerdo firmado entre los países tras 50 años de hostilidades
es para proteger los hábitats marinos
Algunos científicos temen el impacto que pueda tener la llegada masiva
de turistas estadounidenses a Cuba
fordonez@mcclatchydc.com

COJIMAR, CUBA
En el puerto pesquero de donde salía Ernest Hemingway, el pescador Luis
Abad y otros cinco hombres arrastran hasta el muelle un tiburón tigre de
12 pies para que los científicos de la Universidad de La Habana puedan
medir y pesar a este depredador nocturno.

Después, le sacaron las aletas, la piel y la carne, hasta que todo lo
que quedó bajo el sol del atardecer fue el hígado, que Abad, de 57 años,
cortó en cientos de pedazos de una pulgada y un fuerte olor, y los lanzó
a un cubo. Entonces dejó que el fuerte sol caribeño derritiera los
trozos hasta convertirlos en aceite, que le dio a su tía asmática. Ella
había estado presionándolo por más del popular remedio.

"La ayuda a respirar", dijo Abad mientras levantaba la mirada de su
trabajo con el cuchillo. "Yo lo tomo todos los días. Nunca me enfermo".

En las aguas cubanas habitan casi una quinta parte de las 500 especies
de tiburones del mundo. Muchos tiburones y otros peces encontrados
frente a las costas de la Florida han viajado al norte desde Cuba
siguiendo sus presas.

Cuba —o al menos los pescadores cubanos— se considera una de las grandes
amenazas a esas especies, muchas de las cuales están en peligro de
extinción debido a la popularidad del animal, como alimento básico y
como fuente de remedios populares como el aceite de hígado que Abad prepara.

Eso ha hecho que proteger a los tiburones sea un tema común para Estados
Unidos y Cuba en momentos que ambos países se acercan cautelosamente el
uno al otro en busca de formas de poner fin a más de medio siglo de
enemistad.

´En una relación tortuosa que todavía busca su camino en medio de
medidas políticas duras y el estancamiento del crecimiento empresarial,
la protección de los tiburones y otras especies marinas es un punto en
que ambas partes se han unido. De los ocho acuerdos alcanzados entre
Washington y La Habana desde que se reanudaron las relaciones
diplomáticas en diciembre del 2014, tres son sobre el ambiente.

"El ambiente ha sido el primer fruto en estas discusiones bilaterales',
dijo Dan Whittle, director del programa sobre Cuba del Fondo de Defensa
Ambiental, grupo de Nueva York.

Cuba anunció en octubre un plan de acción desarrollado con la asistencia
del Fondo de Defensa Ambiental dirigido a identificar y documentar las
poblaciones de tiburones, de las cuales no se tiene mucha información.
El plan contempla, a largo plazo, la implementación de restricciones a
la pesca para proteger los criaderos de tiburones.

Un mes después de anunciarse el plan de acción Cuba y Estados Unidos
firmaron su primer acuerdo, que contempla la protección de especies
marinas y arrecifes de coral en los Cayos de la Florida y la reserva
marina de Guanahacabibes, donde viven más de 200 especies de peces, 40
de corales y mil especies de moluscos. El segundo acuerdo, firmado una
semana después, fue una declaración conjunta sobre cómo los dos países
trabajarían juntos para combatir el cambio climático y la protección
contra huracanes y derrames de petróleo.

Los tiburones, el mayor depredador en muchas cadenas alimenticias
marinas, han sido afectados por el exceso de pesca en todo el mundo. Su
número se reduce rápidamente debido a la alta demanda de las aletas. En
el Golfo de México, algunas poblaciones de tiburones han bajado en más
de 90 por ciento.

Cuba ya ha prohibido pescar tiburones para quitarles las aletas, pero
las restricciones contempladas en el nuevo plan de acción, que incluye
límites al número de tiburones que se pueden pescar, es probable que
afecten a los pescadores de Cojímar como Abad y Geori López Ybarra, para
quienes la pesca de tiburones es una forma de vida.

Sus botes salen generalmente del muelle de Cojímar a las 8 de la noche.
Pescan en la oscuridad con las carnadas atadas a luces flotantes. Cuando
las brillantes luces —por lo general de color azul o blanco para atraer
a los tiburones— desparecen en el agua, saben que han capturado algo.

"Es como Las Vegas", dijo López. "Algunas veces ganas y muchas veces
pierdes".

La ausencia de normas y administración ha hecho que los tiburones queden
en peligro. Biólogos cubanos y estadounidenses informan que todos los
años se capturan millones de tiburones, y muchos son soltados de nuevo
en el mar después que les cortan las aletas, todo sin mantener ningún
registro.

Tanto López como Abad se enorgullecen de no desperdiciar casi nada de
los tiburones. La carne se vende, fresca o salada, las aletas se
exportan a Asia y el hígado se convierte en aceite.

Ellos entienden que es necesario implementar restricciones para proteger
a los tiburones y otros peces de los que dependen para vivir, pero
también hay un sentido de incertidumbre entre la comunidad pesquera
sobre cómo las nuevas restricciones afectarán su sustento.

"Esto es lo que hacemos para vivir", dijo López. "No es que cortemos la
cola y la botemos. Nos comemos los tiburones. Sabemos que debemos
protegerlos, pero esto es lo que hacemos para vivir".

Como los exuberantes manglares e impolutos arrecifes de coral de Cuba,
el hábitat de los tiburones se mantiene saludable debido al clima y al
poco desarrollo de su costa.

El embargo estadounidenses, al que el gobierno cubano culpa de muchos de
sus retos económicos, ha aislado el ecosistema del país del tipo de
turismo y desarrollo que ha significado un reto para otros países.

Pero eso no ha evitado que los cubanos pesquen en exceso para
complementar su dieta.

Más adelante este mes, Dave Balton, embajador del Departamento de Estado
para asuntos de océanos y pesca, debe liderar un grupo de científicos
estadounidenses en un viaje a La Habana para reunirse con sus
contrapartes cubanos y discutir las mejores formas de implementar
esfuerzos para abordar el cambio climático y la protección contra
huracanes y derrames petroleros.

Se espera que en julio un grupo de funcionarios y científicos cubanos
visite el sur de la Florida para reunirse con científicos de la
Administración Nacional de los Océanos y la Atmósfera (NOAA) para
estudiar arrecifes coralinos en los Cayos de la Florida y el Santuario
Nacional Marino Flower Garden Banks, en el noroeste del Golfo de México.

"Queremos poder abrir más puertas y conocer más sobre nuestros colegas",
dijo Billy Causey, director regional de Santuarios Nacionales Marinos de
la NOAA, quien ayudó a negociar el primer acuerdo. "La Habana está 40
millas más cerca de mi oficina que el Aeropuerto Internacional de Miami.
Es asombroso que estemos tan cerca y conozcamos tan poco uno del otro".

Ambientalistas como Whittle están presionando al gobierno para que
mantenga el impulso, de manera que cualquier avance se preserve en el
nuevo gobierno después de las elecciones de este año.

La demanda de ambas partes es tan alta que Balton dice que parece muy
difícil detener el progreso.

"Esto es una de las cosas más fáciles", dijo Balton. "Si yo tuviera
alguna preocupación sobre todo esto es que algunos de los otros temas
más complicados, como los derechos humanos y algunos de los asuntos
económicos, no se solucionen completamente".

Pero el papel del ambiente en las nuevas relaciones tampoco está exento
de controversia.

Aunque la mayoría de los científicos en ambos países parecen apoyar la
mejora de las relaciones con Estados Unidos, algunos también temen el
impacto potencial del influjo de turistas estadounidenses a la isla. El
gobierno norteamericano acaba de aprobar 155 vuelos semanales a nueve
ciudades cubanas, y aunque las leyes todavía no permiten la actividad
turística como tal, se espera un aumento significativo en los viajes de
estadounidenses a la isla.

"El turismo puede tener un mayor impacto ambiental", dijo Cary Cruz,
directora de Programas de Desarrollo Sustentable de la Fundación Antonio
Núñez Jiménez de la Naturaleza y el Hombre en La Habana. "Por esta
razón, creemos en la necesidad de turismo responsable, diferente".

Se espera que los tiburones formen parte de las atracciones para los
nuevos visitantes que se esperan en los espectaculares puntos de buceo
en la isla.

Los turistas ya llegan en autobuses a Cojímar, donde Ernest Hemingway
situó "El viejo y el mar", la novela corta de 1952 sobre un pescador
cubano que captura un pez gigante y tiene que luchar por él con los
tiburones.

Para los turistas, los pescadores que salen a diario a pescar tiburones,
rayas y otros peces ofrecen otro vistazo de la vida del cubano a diario.

Para López, hay mucho simbolismo. Si no hay tiburones o peces para
pescar, no habrá pescadores viejos.

"Es muy importante que los científicos de Estados Unidos y Cuba
colaboren porque pescamos en el mismo océano, dijo López. "Si matamos a
todos los que podemos matar aquí, no quedará nada".

Email: fordonez@mcclatchydc.com; Twitter: @francoordonez

Source: EEUU y Cuba acuerdan plan para salvar a los tiburones | El Nuevo
Herald -
http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/cuba-es/article84988332.html Continue reading
La crisis golpea a los médicos cubanos en Venezuela

Cuba recibe más de $8,200 millones por "la exportación de servicios de
salud"
Profesional de la salud vive en Tampa pero sigue registrada en Cuba como
miembro de misión en Venezuela
Afirma que en Venezuela tiraban suministros y medicamentos a la basura
para poder importar más de Cuba
MARIO J. PENTÓN
mpenton@elnuevoherald.com

Tania Tamara Rodríguez nunca pensó en huir de la misión médica cubana en
Venezuela y convertirse en una "desertora" a quien le está vedado entrar
en su propio país durante ocho años. La difícil situación que viven los
profesionales de la salud de la isla en la nación sudamericana hace que
un número cada vez mayor busque refugio en países vecinos o acuda a
otras alternativas de trabajo para cubrir sus necesidades en medio de la
crisis económica que atraviesa Venezuela.

"La situación de los médicos y cooperantes cubanos es pésima. Todo el
tiempo vives bajo la amenaza de que te regresarán a Cuba y perderás la
misión. Temes que te quiten todo el dinero ‒que está en cuentas
oficiales cubanas‒ y te sea revocada la misión si se toma una medida
disciplinaria", cuenta Rodríguez. Mientras trabajaba en un laboratorio
clínico de la Misión Barrio Adentro, le depositaban en Cuba su salario
de 700 pesos cubanos y tenía derecho a una cuenta de $280 mensuales y
una tarjeta con el 25% de rebaja en las Tiendas de Recaudación de
Divisas (TRD).

En el 2014, tras reconocer que la isla obtenía más de $8,200 millones
por "la exportación de servicios de salud", el gobierno cubano accedió a
incrementar los salarios de los trabajadores del sector. Sin embargo,
esta subida, que llegó después del despido de 109,000 trabajadores,
tampoco ha acercado la paga de un médico cubano a la media internacional.

Rodríguez llegó a Venezuela procedente de Holguín, donde trabajaba en el
policlínico Máximo Gómez Báez tras haber estudiado la licenciatura en
Laboratorio Clínico. El deseo de mejorar económicamente la vida de su
hija, de 13 años, la llevó a optar por viajar fuera del país en una de
las misiones médicas al extranjero.

Cuba mantiene en Venezuela un "contingente" integrado por 28,811
colaboradores de la salud, un sector prioritario para el gobierno
chavista en el que ha invertido desde su llegada al poder, en 1999, más
de $250,000 millones, según declaraciones del gobernante Nicolás Maduro.

El esquema de pago en petróleo por los servicios médicos ha sido
denunciado en numerosas ocasiones como una tapadera por analistas
críticos con el gobierno de Caracas, al que acusan de subsidiar a La
Habana, que finalmente revende parte del producto en el mercado
internacional.

Rodríguez no tiene familia en Estados Unidos, donde reside desde que en
el 2015 se acogió al programa de parole, que ofrece el gobierno
estadounidense, y ha logrado reunir el dinero necesario para comprar un
boleto de avión a su hija. Sin embargo, cuando la familia llevó a la
menor a las oficinas del Ministerio del Interior para solicitar su
pasaporte, se lo negaron argumentando que su madre "se encuentra
cumpliendo misión en Venezuela".

"No puedo entender cómo aparezco en Cuba como doctora en misión, si hace
más de un año que estoy en Estados Unidos. Alguien tiene que estar
cobrando ese dinero que el gobierno venezolano paga por mí", dice Rodríguez.

Según la oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración de Estados
Unidos (USCIS), el pasado año fiscal se recibieron 2,552 peticiones para
el Cuban Medical Professional Parole (CMPP), una iniciativa establecida
bajo la presidencia de George W. Bush que permite "a personal médico
cubano reclutado por el gobierno para estudiar o trabajar en un tercer
país, entrar a los Estados Unidos con visa". Desde su entrada en vigor,
en el 2006, más de 8,000 profesionales se han acogido a este programa.

'TODO ES UNA MENTIRA'

Solidaridad sin fronteras, una entidad sin fines de lucro radicada en
Estados Unidos, dijo a el Nuevo Herald que en los últimos años se ha
incrementado la cantidad de médicos y personal de la salud que pide
acogerse a este programa, aunque no todos son aceptados, como demuestran
los 367 procesos denegados el pasado año.

Rodríguez cuenta que al llegar a Venezuela fue asignada al estado
Falcón, junto a otros cubanos. "Todo en Venezuela es una mentira. A
nosotros nos obligaban a tirar el reactivo CKMB, un producto que
escaseaba en la nación, pero que teníamos que botar para que constara en
las estadísticas como utilizado y así poder importar más. Así sucedía
con el alcohol, las vendas, los medicamentos... Todo era producido en
Cuba y lo pagaba el gobierno venezolano", denuncia.

"Inventábamos listas de personas atendidas y nos obligaban a vivir con
lo mínimo, mientras Cuba se llevaba todo el dinero", explica. En el
tiempo en que Rodríguez trabajó como especialista, La Habana destinaba a
cada cooperante alrededor de 3,000 bolívares mensuales, una cifra que ha
aumentado sustancialmente debido a la la crisis inflacionaria y la
imparable devaluación de la moneda. "En ocasiones, tenía que tener mi
trabajito por la izquierda para mantenerme. Gracias a Dios, muchos
venezolanos se compadecen de los cubanos y nos ayudan", explica.

"Tal vez lo que ocurre conmigo es que cuando decidí escaparme, fui a la
alcaldía y conté todo el desastre que tenían montado en ese CDI (Centro
de Diagnóstico Integral) y ahora quieren vengarse porque los denuncié",
dice.

Reinaldo es un médico cubano que trabaja en el estado Anzoátegui, que no
quiere dar a conocer su apellido por temor a ser sancionado. "Empezamos
ganando 3,000 y ya vamos por 15,000 bolívares (unos $15 en el mercado
negro). Lo curioso es que de nada nos sirve que multipliquen el número
de billetes si en la vida real no valen", lamenta.

"Las condiciones en que trabajamos son pésimas, somos esclavos
asalariados de Cuba. Nos mantienen en grupos. Desde que llegué, vivo con
tres médicos de diferentes regiones de la isla, tengo que compartir mi
cuarto con alguien a quien no conozco y a las seis de la tarde todos los
días tengo que dar un 'parte' como que estoy en casa".

LA SEGURIDAD DEL ESTADO

Las autoridades de la misión médica cubana en Venezuela justifican el
chequeo diario sobre los cooperantes y argumentan que se trata de
protegerlos debido a los altos índices de violencia en los barrios en
que prestan sus servicios. Los doctores, por su parte, consideran que se
trata de una práctica para mantenerlos vigilados.

"Hay muchos agentes de la Seguridad del Estado cubana. La función de
esas personas es que no nos escapemos de la misión. Al llegar a
Venezuela te preguntan si tienes familiares en el extranjero, en
especial en Estados Unidos. Todos decimos que no, aunque los tengamos,
porque de lo contrario la vigilancia es peor", afirma el galeno.

La situación económica en el país se ha hecho tan precaria, sostiene,
que en sus últimas vacaciones en la isla tuvo que comprar jabones de
lavar, de baño y pasta Perla para llevar a Venezuela. "Cuando llegamos
aquí, esto era un paraíso, había de todo lo que no teníamos en Cuba. Hoy
es exactamente al revés. Nosotros venimos pensando en ayudar a nuestras
familias y resulta que son ellos los que nos están ayudando. Si no fuera
porque mi hermano vive en Miami y me envía remesas, no sé qué haría".

Según varios doctores consultados, los casos de violencia en los que han
estado involucrados cooperantes cubanos se mantienen en secreto, incluso
aunque muera la persona.

"Es imposible que no te asalten porque aquí asaltan a cualquiera. Una
bala perdida, un malandro a quien no le caigas bien, a todo eso estamos
expuestos", afirma una doctora cubana que prefiere no dar su nombre. "Un
día me asaltaron dos niños, no tendrían más de 12 años. Tuve que darles
todo el dinero que tenía, porque las pistolas con las que estaban
jugando eran de verdad".

Las relaciones del personal médico cubano también están reguladas. "Te
advierten que te puede ir mal si tratas con con los escuálidos
(opositores)". La doctora sostiene que la intimidad entre venezolanos y
cubanos está prohibida formalmente, "aunque la gente se las arregla".

En los 13 años que llevan funcionando las misiones médicas cubanas en
Venezuela, más de 124,000 especialistas han pasado por esa nación. Miles
han escapado a Estados Unidos y otros países en busca de mejores
condiciones de vida. En el 2015, Cuba aseguró a "los profesionales de la
salud que han salido del país bajo la política migratoria en vigor", que
si regresaban a la isla, se les garantizaría "una ubicación laboral
similar a la que tenían con anterioridad". Sin embargo, pusieron una
limitación: los retornados volverán a estar bajo la obligación de
solicitar un permiso especial para viajar fuera del país.

Siga a Mario J. Pentón en Twitter: @mariojose_cuba Tel: (305) 376 2143

Source: La crisis golpea a los médicos cubanos en Venezuela | El Nuevo
Herald -
http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/cuba-es/article84997237.html Continue reading
La Unión Europea destina cien mil euros a Cuba para afectados por sequía
Anunció este lunes su representación en La Habana
Lunes, junio 20, 2016 | Agencias

LA HABANA, Cuba.- La Unión Europea (UE) destinó un fondo de ayuda
adicional de 100 000 euros (unos 113 158 dólares) para atender
necesidades urgentes de 2 000 familias cubanas afectadas por el impacto
de la intensa sequía que padece la isla desde 2014, informó hoy la
representación del bloque comunitario en La Habana.

Esta contribución se empleará para dar asistencia a 10 000 personas en
nueve municipios de la provincia oriental de Santiago de Cuba, la más
afectada por el fenómeno climatológico, precisa un comunicado de la
Comisión Europea divulgado en La Habana.

La ayuda será distribuida durante tres meses por la Cruz Roja Cubana, y
consistirá fundamentalmente en garantizar el acceso a agua potable
mediante la entrega de equipos para almacenar y transportar ese líquido,
así como la distribución de los materiales para tratar y controlar su
calidad.

Además, se realizarán acciones de promoción de la higiene y manejo
adecuado del agua.

Esta partida es "adicional y complementaria" a los 600 000 euros (unos
679 038 dólares) otorgados el mes pasado por la Comisión Europea para
hacer frente a la sequía en la misma provincia, explicó la Comisión.

Unos 70 000 habitantes de Santiago de Cuba (oriente) han estado
recibiendo en las últimas semanas el suministro de agua potable a través
de "pipas" o camiones cisterna a causa de la sequía, de acuerdo con
informes del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH) citados
por medios oficiales.

A principios de junio los embalses de esa provincia cubana se
encontraban al 36,1 % de su capacidad total y habían experimentado un
ligero incremento en el volumen de agua debido a las lluvias del mes
anterior, de acuerdo con evaluaciones del INRH.

La ayuda financiera es parte de la contribución global de la Comisión
Europea al Fondo de Emergencia para Socorro en Casos de Desastre (DREF,
por sus siglas en inglés) de la Federación Internacional de Sociedades
de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR), refiere el comunicado.

Asimismo recuerda que la Comisión Europea ha firmado con la Federación
Internacional de la Cruz Roja (FICR) un acuerdo de financiación por 3
millones de euros (unos 3,3 millones de dólares) para respaldar el DREF,
principalmente en aquellos casos que no corresponden a una llamada de
emergencia internacional. EFE

Source: La Unión Europea destina cien mil euros a Cuba para afectados
por sequía | Cubanet -
https://www.cubanet.org/noticias/la-union-europea-destina-cien-mil-euros-a-cuba-para-afectados-por-sequia/ Continue reading
A Rush of Americans, Seeking Gold in Cuban Soil
By KIM SEVERSONJUNE 20, 2016

HAVANA — Being an agricultural official in Cuba these days is like
living in a resort town all your friends want to visit. You rarely get a
moment to yourself.

For months, Havana's government offices and its prettiest urban farms
have been filled with American bureaucrats, seed sellers, food company
executives and farmers who spend their evenings eating meals made with
ingredients often imported or smuggled into restaurants that most Cubans
can't afford.

They seek the prizes that are likely to come if the United States ends
its trade restrictions against Cuba: a new supply of sugar, coffee and
tropical produce, and a new market for American exports that could reap
more than $1.2 billion a year in sales, according to the United States
Chamber of Commerce.

But for some, the quest is less about the money than about what they say
is the soul of Cuban agriculture and how people eat.

"The Cubans are not enthusiastic about a Burger King on every corner or
Monsanto being here," said Representative Chellie Pingree, a Democrat
from Maine and an organic farmer.

In May, Ms. Pingree led a coalition of organic industry leaders, chefs
and investors on a five-day trip here. Their mission, in part, was to
encourage Cuban officials to resist the enticements of larger, more
conventional American food and farming interests and persuade Cubans to
protect and extend the small-scale organic practices that are already a
part of their daily life.

Cuba, it turns out, is a rare oasis of organic and sustainable
agriculture. For reasons of politics, geography and philosophy, the
nation was forced to abandon much of its large-scale, chemical-based
farming and replace it with a network of smaller farms and more natural
methods.

Shortly after the revolution in 1959, Cuba began sending sugar, tobacco
and research to the Soviet Union in exchange for a steady supply of
goods that included food, agricultural equipment and farm chemicals. But
30 years later, when the Soviet bloc crumbled, the shipments ended.

Without gasoline and spare parts, tractors sat idle in fields. Crops
rotted and cattle died. Studies show that the average Cuban lost more
than 12 pounds during what President Fidel Castro called the "special
period in time of peace."

With many large government-owned farms failing, Mr. Castro told the
nation to learn to grow food without chemicals. Oxen replaced tractors.
Smaller, cooperative farms and new markets emerged.

To be sure, Cuba still imports 60 percent to 80 percent of its food, the
United States Department of Agriculture estimates, and little or none of
it organic. Agricultural chemicals are imported from other countries
without trade embargoes. The Cuban government owns about 80 percent of
the land the nation could use to grow food, but more than half remains
fallow. It is unclear how much of the produce Cuba grows would qualify
as organic under United States standards.

Still, a cohesive organic movement is growing. By its own estimates,
Cuba has almost 400,000 urban farms, among them about 10,000 small
organic ones. The government continues to turn land over to independent
farmers to lease, although it requires most to grow food for the state.

For the group of organic true believers who traveled here in May, the
dream is to help Cuba stay loyal to a sustainable style of agriculture
that rejects chemicals and genetic modification. They point to an
incentive: an American market hungry — and willing to pay a premium —
for organic produce.

Although only 5 percent of all food sold in America is organic, those
sales last year grew three times as fast as those of the overall food
market, according to the Organic Trade Association. Cuba offers a new
source to feed the demand for organic sugar, honey, fruit and other raw
ingredients.

Yet Cuba also offers 11 million potential new customers for conventional
agriculture. Just days after Ms. Pingree's group left, the U.S.
Agriculture Coalition for Cuba, which had already been working in the
country, returned.

Founded in 2015 to promote normalizing American relations with Cuba, the
group has more than 100 members, including corporations like Butterball
and Cargill, commodity associations like corn refiners and soy growers,
and several state farm bureaus.

The delegation returned home holding an agreement with Cuba's Grupo
Empresarial Agrícola to re-establish Cuba as a market for American
agricultural products. In a follow-up stroke, Gov. Jay Nixon of Missouri
announced on May 30 that Cuba had accepted a 20-ton donation of
long-grain rice grown in his state. The last official shipment of United
States rice to Cuba was in 2008.

Although many in the organic industry see the coalition as a threat to
their cause, its leaders say they share the same goal: to help Cuba feed
itself and improve its agricultural practices.

"There's not tension, because at the end of the day, this is about how
the Cuban farmer is going to raise their productivity and make their own
choices," said Devry Boughner Vorwerk, a former Cargill executive who is
now the group's director. "The key point here is that there is room
enough for everyone."

Doug Schroeder, a soybean farmer from Illinois, came along on the
coalition's trip. His state ships about $20 million worth of corn and
soy to Cuba every year under the complex set of rules governing trade
between the two countries. If the United States ends its financial
embargo with Cuba, that figure could jump to $220 million.

"You multiply that for the entire country and all agriculture sales, and
it's a big deal," he said.

He anticipates a big market for organics, too, but one in which Cubans
provide food for America. The organic industry, he said, "may be going
into the back door of a gold mine here. It would be interesting if they
could ship organics to the U.S. to satisfy our demand, and we could ship
them the goods we do well."

The secretary of agriculture, Tom Vilsack, seems to be walking the
middle of that line. The agreement he signed with his Cuban counterpart,
Gustavo Rodríguez Rollero, during President Obama's historic visit in
March included a nod to sharing research on both styles of agriculture.

And when Mr. Vilsack took Mr. Rollero on a tour of Iowa this month, they
visited both an organic farm and DuPont Pioneer, the nation's largest
producer of hybrid and genetically modified seeds.

"We have a tremendous opportunity in Cuba to expand exports of soybeans,
rice and poultry at some point," Mr. Vilsack said during that visit.
"They in turn have a tremendous opportunity to import into the U.S.
organic production. Trade must be a two-way street."

Those who support organic farming say there is something larger at issue
than just trade. Adopting chemical-based farming methods used by large
agricultural companies that have been visiting Cuba may seem a lucrative
proposition, they say, but it would threaten the organic potential of
thousands of acres of fallow farmland in Cuba.

"That is a system of the past," Gary Hirshberg, the chairman of
Stonyfield Farm yogurt company and a leader in the effort to label food
with genetically modified ingredients, told Cuban officials during the
May trip. "We are the industry of the future."

Still, that future, organic or not, is most likely a long way off.
Cubans interviewed during the trip organized by Ms. Pingree said their
country was not prepared to handle a flood of new trade. Cuba's
agricultural system remains so antiquated that even seeds and
wheelbarrows are in short supply. The rules for doing business, even for
farmers and people trying to start wholesale markets, seem to shift weekly.

"Everybody is adequately sober about the realities of this," said Laura
Batcha, the executive director of the Organic Trade Association.

Mr. Schroeder, the soybean farmer, had the same impression. "I got the
feeling they don't want a Starbucks on every corner," he said. "They
don't want to be Hawaii. They want to maintain their heritage, but at
the same time, they realize they have a lot of need."

There are other complications. Farmers in Florida and other states who
grow food suited to tropical climates are already pushing back against a
potential competitor. American shoppers with anti-Castro views are
probably not going to embrace Cuban products, even something as benign
as fresh-cut flowers, which Juan Núñez, the regional president for Whole
Foods who traveled to Cuba with the organic group, thought might be a
likely starting point for import.

The agriculture department has yet to even secure office space in the
new United States embassy here. And despite Mr. Obama's push, efforts to
lift trade sanctions are moving slowly in Congress and are bogged down
in the run-up to the election.

On Monday, Nespresso announced that it would be the first company to
sell Cuban coffee in America since the revolution. Through a deal
brokered with help from TechnoServe, a nonprofit development
organization, pods of Cuban-grown Arabica coffee Nespresso is calling
Cafecito de Cuba will go on sale for a limited time in the fall.

People who trade in organics say they, too, are likely to start small.
Coffee is a possibility, as is charcoal made from marabú, a thorny,
invasive tree that has stymied farmers trying to clear land. The
high-quality charcoal has caught on in Europe.

And then there is sugar, especially organic sugar, which is in high
demand by American processors. What if raw, organic Cuban sugar became
an indispensable ingredient for craft cocktails, Ms. Pingree asked
during a stroll through a Havana neighborhood. That could turn public
opinion enough to sway Congress.

"It sounds frivolous, but some doors open in moments," she said. "At
this point, we are looking for little paths to move this forward. It's
hard to know which ones they will be."

Ultimately, the future of Cuban agriculture will be decided in Cuba.
Despite their reliance on imported, often poor quality food supplemented
with state-issued rations, Cubans have long associated food and farming
with health, and have a deep love of cooking — especially with anything
grown in Cuba, said Imogene Tondre, an American-born culinary researcher
living here.

Cuban chefs are already seeking out better quality food and exchanging
ideas with American peers. One of them is Tom Colicchio, the New York
chef and television personality who has become active in American food
politics and traveled with Ms. Pingree to Cuba.

In meetings during the May trip, he urged Cuban officials to build on
the nation's extensive organic research and the cultural desire for
local food, and to resist the monetary lures of big agriculture. "We ask
that you have the political will to reject that and continue to do what
you are doing and know that there is a market for it," Mr. Colicchio
said in an impassioned plea.

Moraima Céspedes Morales, director of international affairs in Cuba's
Ministry of Agriculture, told him to stay calm. "We are trying to
produce the healthiest food possible," she said. "All the pressures,
they don't matter."

What matters to Cubans, she told the group, is neither American market
pressure nor the battle over which style of farming is better.

"The most important program for us," she said, "is still one of
self-supply."
Correction: June 20, 2016

An earlier version of this article misstated the position held by
Moraima Céspedes Morales. She is director of international affairs for
Cuba's Ministry of Agriculture, not for Cuba.


Source: A Rush of Americans, Seeking Gold in Cuban Soil - The New York
Times -
http://www.nytimes.com/2016/06/22/dining/cuba-us-organic-farming.html?src=mv&_r=0 Continue reading
Empoderamientos y encadenamientos [20-06-2016 16:16:10] Lcdo. Sergio Ramos (www.miscelaneasdecuba.net).- Sabiamente, José Martí nos planteó un día que “en política lo real es lo que no se ve”, y como corolario podemos concluir que lo que mucho de lo que vemos en la política internacional es la fachada que encubre esa realidad. Hace año y medio […] Continue reading
Nespresso dice que importará café cubano en Estados Unidos
DDC | Los Ángeles | 20 de Junio de 2016 - 5:47 pm.

Nespresso, de Nestlé S.A., anunció que se convertirá en la primera
empresa que importará café de Cuba hacia Estados Unidos en más de 50
años, informa Reuters.

En abril, el Departamento de Estado estadounidense sumó el café y otros
productos a su lista de importaciones elegibles, producidas por
empresarios cubanos "independientes".

El cambio regulatorio facilitará que Nespresso inicie las ventas en
Estados Unidos de Cafecito de Cuba —un tostado premium para expreso en
sus cafeteras— durante este otoño boreal, dijo la empresa el lunes.

"Queremos que los consumidores en Estados Unidos prueben este increíble
café y lo disfruten ahora y por los años venideros", dijo Guillaume Le
Cunff, presidente de Nespresso USA.

La compañía dijo además que se asociará con la organización sin fines de
lucro TechnoServe para apoyar a los cafetaleros independientes de la Isla.

No está claro a qué productores "independientes" se refiere Nespresso.
La insuficiente producción cubana de café está fuertemente controlada
por el Estado, que impone precios de acopio y numerosas restricciones a
los campesinos.

Cuba produce alrededor de 6.000 toneladas de café al año, según la
Organización Internacional del Café. Aunque ese volumen es unas cinco
veces la producción anual de Jamaica, está muy lejos de las 60.000
toneladas que eran capaces de producir los cafetaleros cubanos en 1960.

El anuncio hecho por la Administración de Barack Obama en abril fue
respondido en mayo por la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños
(ANAP), una organización a través de la cual el régimen controla a los
campesinos.

La ANAP acusó entonces a Washington de querer "influir" en los
productores cubanos para "separarlos" del Estado.

"Nadie puede pensar que un pequeño productor agrícola puede exportar
directamente a los Estados Unidos. Para que esto sea posible tienen que
participar empresas cubanas de comercio exterior", dijo la organización.

Source: Nespresso dice que importará café cubano en Estados Unidos |
Diario de Cuba - http://www.diariodecuba.com/cuba/1466436714_23208.html Continue reading
HRF condena la detención arbitraria en la Isla de activistas que se reunieron con Almagro DDC | Nueva York | 20 de Junio de 2016 – 10:28 pm. La organización Human Rights Foundation (HRF) condenó este lunes la detención arbitraria la semana pasada de los activistas e integrantes de la agrupación Mesa de Diálogo de […] Continue reading
Camino del Mausoleo con sus mitos y realidades (II) Segunda y última parte del artículo Rafael del Pino, EEUU | 21/06/2016 9:00 am Era evidente que el régimen del apartheid estaba sentenciado por todos los intereses de la economía de mercado desde mediados de los 80. Pero, ¿cómo desmantelar este muñeco grotesco sin derramamientos de […] Continue reading