Information – Información
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Calendario
December 2013
M T W T F S S
« Nov   Feb »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
Publicado el sábado, 12.28.13

Wish Book: Dejó a su hija en Cuba para recibir tratamiento médico en EEUU

Wish Book está tratando de ayudar a cientos de familias necesitadas este
año.
• Para hacer una donación, haga un pago de forma segura a través de
MiamiHerald.com/wishbook.
• Para donar a través de su teléfono celular, mande un mensaje de texto
con la palabra WISH al 41444.
• Para más información, llame al 305-376-2906, o mande un email a
wishbook@MiamiHerald.com.
• Los artículos más solicitados son computadores portátiles para
estudiantes, muebles, bicicletas y camionetas especiales para el
traslado de minusválidos. Lea más artículos en elnuevoherald/wishbook.

BRENDA MEDINA
BMEDINA@ELNUEVOHERALD.COM

Postrada en una vieja silla de ruedas rusa, sin poder hablar ni valerse
por si misma, Glenda Morató logró cruzar acompañada de su madre la
frontera entre México y Estados Unidos hace poco más de un año.

Ambas habían dejado todo atrás en Cuba unos ocho meses antes, con la
esperanza de que Glenda pudiera recibir mejor tratamiento médico y
lograr una mejor calidad de vida en su nuevo país.

El 28 de julio del 2010, la joven de 24 años sufrió un derrame cerebral
tras complicaciones por una preeclampsia, horas antes de dar a luz a su
hija Carolina, en un hospital de La Habana.

Desde entonces Glenda no puede hablar ni moverse y aunque entiende lo
que pasa a su alrededor solo puede reaccionar parpadeando repetitivamente.

La preeclampsia está asociada a la hipertensión inducida durante el
embarazo. Está considerada el problema más común y peligroso del
embarazo, pero puede ser tratado rápidamente si se diagnostica a tiempo.

Los padres de Glenda, Enrique Morató y Lucía Suárez, atribuyen la
condición de su hija a una negligencia médica y la carencia de
tratamientos adecuados en el hospital donde su hija fue atendida en la
capital cubana. Ahora la familia vive en un pequeño apartamento cerca de
Doral, Glenda tiene una silla de ruedas de mejor calidad, ha recibido
terapia física y ve a un doctor cada dos semanas en el hospital Jackson.

Pero Suárez y Morató consideran que el mayor deseo de la joven es poder
volver a ver a su hija Carolina, quien permaneció en La Habana con su padre.

"La vida te cambia y tu no te das cuenta en que momento, ni de que
manera", dijo Suárez sobre la odisea que ha vivido su familia. "No
queríamos dejar a la niña en Cuba pero no podíamos arriesgarnos a cruzar
la frontera con ella tan pequeñita".

Glenda y sus padres han solicitado la residencia en Estados Unidos, y
esperan por sus documentos para empezar los trámites para traer a la
pequeña Carolina y a su padre desde Cuba.

Suárez cuida de su hija mientras Morató trabaja conduciendo un carrito
de comidas en una zona industrial del Condado. Antes trabajó en el
aeropuerto y limpiando tiendas por departamento.

Glenda fue nominada al Wish Book por la organización sin fines de lucro
Spinal Cord Living-Assistance Development, INC. (SCLAD), que provee
servicios para personas con discapacidades.

La familia necesita un vehículo en el que puedan transportar a Glenda
más cómodamente, o una adaptación a su actual minivan con rampas y
ajustamiento de altura para poder acomodar la silla de ruedas. Pero el
auto, un Honda Oddyssey del 2004 es difícil de adaptar, según les han
explicado expertos. Mientras tanto, Suárez carga en los hombros a su
hija para meterla al auto, y luego con ayuda de su marido entran la
silla de ruedas por la cajuela.

"En ese ajetreo muchas veces se le golpean las piernas y le salen
moretones", contó Morató. "No nos gusta mantener a Glenda encerrada en
la casa y debemos llevarla a ver a los médicos pero se me hace difícil
su transportación".

Angelina Rodríguez, directora de programas de SCLAD, dijo que nominó a
Glenda y a su familia al programa Wish Book porque reconoce las
limitaciones económicas de la familia, y le conmueve su situación.

"Es una muchacha muy joven y los doctores no ven progreso en su estado",
dijo Rodriguez. "Pero a mi no me gusta pensar que no se pueda lograr
mejoría, sobre todo cuando está rodeada de gente que la cuidad y la motiva".

Los padres de Glenda tampoco pierden las esperanzas de que su hija logre
hablar y caminar en el futuro. De vez en cuando, al escuchar la voz de
su pequeña Carolina por el teléfono, las reacciones de Glenda son cada
vez más sorprendentes, dijo Suárez.

"Yo se que su motivación más grande será su hija, cuando la pueda
abrazar y besar", dijo Suárez. "La llenará de vida y de ganas de
levantarse y salir adelante".

Source: Wish Book: Dejó a su hija en Cuba para recibir tratamiento
médico en EEUU - Sur de la Florida - ElNuevoHerald.com -
http://www.elnuevoherald.com/2013/12/28/1645001/wish-book-dejo-a-su-hija-en-cuba.html